SAN VALENTIN

Tengo algo que confesar y es que...jamás celebre un 14 de febrero.
Este día puede significar muy cursi, puro marketing y totalmente comercial para algunas personas, no es feriado (eso quiere decir que se trabaja igual), es el día perfecto para ser un romántico empedernido sin que te miren raro en la calle y todos parecen volver enamorarse ese día. 
Ni que decir sobre el salir a comer o al cine ese día, simplemente es IMPOSIBLE andar por la calle sin parejas alrededor y ni que decir para estas parejas comer tranquilos sin que algún mesero te este apurando para atender a otro par de enamorados. Quisiera decir que yo pase por alguna de estos "detestables momentos", pero la verdad es que nunca me ha tocado celebrar un San Valentín. No se si sera triste o si me pierdo de algo que aunque sea debería hacer una vez en mi vida, pero el estar soltera implica muchas cosas y una de ellas, es el no manejar el momento en que te quedas sin nadie a tu costado. Solo me puedo imaginar que, como cada 14 de febrero, estaré en mi casa, viendo un maratón de películas románticas que me me ayuden a superar el hecho de saber que no hay nadie al costado, pero claro, me dirán ¿de qué forma te puede ayudar ver parejas ficticias y perfectas en este día en especial? Bueno, soy consciente que esa clase de relaciones solo existen en el cine, pero que puedo decir, aprendí amar los finales felices con disney de pequeña e hice una maestría más tarde con Jane Austen, es decir, soy una romántica empedernida, y me encanta sentir el amor, aunque sea verlo, solo presenciarlo me produce felicidad, y me imagino que de repente algún día, cuando yo menos me lo espere, alguien estará al otro lado de mi cama sintiendo todas esas cosas maravillosas que sienten las personas cuando están enamoradas. Ese tipo de películas, cuando son las verdaderas películas hechas de puro romance, hacen que sin querer vuelvas a creer en el amor, aunque te hayan roto el corazón, aunque sea una cínica al respecto, aunque pienses que es solo una película tonta e ingenua, si guardas un
poco de silencio al final, justo al final, y te permites escuchar a esa vocecita en tu pecho, tratando de hacerse notar, te darás cuenta que sigues siendo esa creyente, que sigues queriendo al príncipe o al hombre de tu vida, pues de que otra forma podrías entender al corazón, de que otra forma podríamos sacarle el razonamiento de no hacer caso a la cabeza sino de dejar latir al órgano más capricho de tu cuerpo, ese, el que hace lo que quiere contigo y el que se anima a latir cuando piensas que nunca más volverá a la vida.
Hay cosas que aún no saben de mi, pero una de las cosas que deben tener claro, es que, yo...no estoy segura de haberme enamorado alguna vez. Si lo sé, tengo 27 años y se supone que debería haberlo sentido aunque sea una vez, y la verdad es que yo pienso que fue así, porque nunca me volví a sentir igual después de que conocí a H (aunque mi psicóloga me diga lo contrario). Esa persona, fue un antes y después, ya saben el tipo por el que  generalmente solemos perder la cabeza y los estribos. No puedo decir que fue mi enamorado, porque en realidad creo que nunca lo fuimos, pero si fue el primer amor de mi vida, ese amor que jamás volví a ver después de los dieciséis años, y la verdad no si cuente, pero se sintió tan real que solo puedo imaginar que si esta solo fue una introducción a la definición de estar enamorado, no puedo esperar para "estarlo".
Pero ahora no se trata de una sola persona, mi post se trata esta vez de celebrar el amor y el como un día como el 14 de Febrero puede significar para chicas como yo, el como nunca haberlo celebrado hace mucha ilusión de como será el día en que lo celebre con la persona que ame y que este a mi costado, mirándolo a lo ojos, como si de verdad me creyera todo eso que estuviese pasando en ese momento, recibiendo algo especial escogido con el tiempo debido, tal vez sorprendiendo porque quiera hacerlo, porque le nazca hacerlo, y al final de la noche, solo al final, sentir que estoy con la persona correcta, viviendo la vida, celebrando el amor, como se supone debe hacerse, donde sea, como sea pero con quien YO QUIERA. Vuelvo a decirlo, soy una romántica empedernida, no puedo evitarlo, ES LA VERDAD. Y si les ha pasado exactamente lo mismo que acabo de describir, bueno, considérense AFORTUNADAS y traten de captar cada segundo de ese mágico y casi inverosímil momento, yo estoy celebrando por ustedes, celebrando a las mujeres que guardan lo que tengan que guardar de la relaciones y la verdad, NO IMPORTA si terminan mañana, de verdad no importa.
Lo que importa es que en esta vida tuvieron la buena fortuna de celebrar un día tan especial con la persona que ustedes escogieron y eso JAMAS SE OLVIDA. 
Soy afortunada, puedo decirlo. He celebrado no solo un 14 de FEBRERO, he celebrado todos los días que me he permitido hacerlo ¿celebrar qué? bueno EL AMOR, con mi amigas nada perfectas pero maravillosas, con mi familia que a veces no tolero pero que AMO con todo mi corazón, con MIS DOS HERMOSAS HIJAS ADOPTIVAS de cuatro patas y sobre todo HE CELEBRADO POR AMARME A MI MISMA y celebrar el AMOR, tan simple como eso. Me despido en el medio de la noche, ETERNAMENTE ENAMORADA DEL AMOR. 

Comentarios

Entradas populares